Con una ceremonia realizada en las instalaciones de la Segunda Brigada Aérea con sede en Comalapa, se despidió a la delegación militar correspondiente al XIV Contingente que partirá hacia la nación del Líbano, en apoyo a la Paz y Seguridad Internacional como Estado firmante de la Carta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Con la moral en su máxima expresión y el deseo de poner en alto el nombre del país, los 52 elementos militares salvadoreños que conforman el contingente, culminaron su período de adiestramiento interno, el cual dio inicio en el mes de noviembre de 2018 en el Centro de Entrenamiento de Operaciones de Paz (CEOPAZ) y que se complementa con una segunda fase pre-despliegue a realizarse en el Reino de España, lugar donde se someterán a tres meses de formación por parte del ejército Español, previo a su misión oficial en el Líbano.

 

Fue el señor Jefe del Estado Mayor General del Ejército, General de Brigada Elmer Alonso Martínez Molina, el encargado de brindar el discurso de despedida previo al abordaje del avión por parte del Contingente, con el cual recalco la importancia de que las 13 participaciones del Ejército Salvadoreño en aquella nación le han valido para ganarse la estima y respeto de su población civil y les instó a mantener firmes los valores cívico militares que distinguen al soldado salvadoreño.

El Líbano es un Estado de oriente próximo, cuya distancia respecto a El Salvador es de 12,122 km, ubicado al oeste de Asia, junto al mar Mediterráneo, al norte y al este, con las tierras semidesérticas de Siria y al sur la estrecha frontera del país se encuentra con los límites de Israel, lugar donde la tropa salvadoreña cumplirá misiones de patrullajes diurnos y nocturnos en conjunto con las Fuerzas Armadas Libanesas.

La Fuerza Armada de El Salvador ha contribuido desde el año 2008 a la fecha con mas de 676 efectivos en aquel país, amparándose en la resolución 2305 de la ONU y  colaborando con la restauración de la paz y seguridad de dicha nación.