Ante los recientes ataques en contra de elementos de la Institución Castrense y de la Policía Nacional Civil ocurridos durante el fin de semana, la Fuerza Armada lamenta y condena el asesinato de cuatro de sus miembros, reafirmando que este tipo de acciones no incidirán en su compromiso ante la sociedad salvadoreña de continuar apoyando las Tareas de Seguridad Pública.

Los soldados Jhonis Alexander Delgado Canales, de alta en la 2a Brigada Aérea, William Alexander Rosa Mendoza de alta en el DM-7, William Alfredo Zarceño Sandoval de alta en la Brigada Especial de Seguridad Militar y el Cabo Juan José Henríquez Pérez de alta en el Comando de Ingenieros, hacían uso de licencia de fin semana al momento que fueron atacados por supuestos pandilleros.

Cabe destacarse que permanentemente se está orientando al personal militar a tomar las medidas de seguridad ante la posibilidad de que sean agredido por miembros de estructuras criminales; así mismo, la Institución Castrense ha activado un número de emergencia para responder de inmediato a una situación que pudiera poner en peligro la integridad de un miembro de la Fuerza Armada.