Ante la noticia en redes sociales y medios de comunicación donde se expresa que la Fuerza Armada está obligando  a los soldados de nuevo ingreso a comprar prendas militares a un elevado costo, la Fuerza Armada aclara:

1.- Que el Comando de Apoyo Logístico de la Fuerza Armada (CALFA) con el propósito de facilitar la obtención y estandarizar el uniforme, confecciona prendas y artículos personales que no están contempladas en el presupuesto de Defensa y que son adquiridos por el personal de nuevo ingreso a precio de costo.

2.- Que las prendas y artículos adquiridos son de carácter personal y propiedad del soldado de nuevo ingreso, la cuales son entregadas al ciudadano al finalizar su servicio militar por cualquier causa.

3.- Que las prendas militares (uniformes, botas y mochilas) son propiedad del Estado y se entregan al personal militar de antiguo y nuevo ingreso en concepto de dotación sin costo alguno.

La Fuerza Armada está comprometida con la formación de nuevas generaciones de soldados con espíritu de servicio y trabajo; así mismo se les brinda las facilidades para la comodidad y el desarrollo de las actividades diarias en su etapa de formación.