Con la bendición del Capellán Militar Carlos Méndez, inició el acto de juramentación de los nuevos soldados de la Brigada Especial de Seguridad Militar y del Comando de Sanidad Militar, el Capellán les encomendó a Dios para que les guíe, les dé fortaleza y sobre todo, que ilumine esta nueva etapa al servicio de la patria.

Frente al pabellón y en presencia del Jefe del Estado Mayor Conjunto de la Fuerza Armada General de División, Alirio García Flamenco Sevilla, 108 soldados prometieron cumplir con la Misión Institucional, apegados a una guía moral que oriente y limite el ejercicio de sus acciones.

Para el soldado salvadoreño la ceremonia de juramento a la bandera significa una virtud de patriotismo, por medio del cual se demuestra el amor por la tierra donde nacieron, espíritu de sacrificio, respeto y la total abnegación al país; con esto demostrando que el patriotismo es la base fundamental de la vocación militar.

Los juramentados son adiestrados en un periodo de 15 semanas, el cual, dio inicio el pasado mes de abril y finalizará  en agosto; tiempo que son capacitados para poder incorporarse al Comando Zeus,  Comando San Carlos, Comando Sumpul en apoyo a las fronteras y Comando Águila.

  La Fuerza Armada continúa preparando a sus miembros, esto con el fiel compromiso de servir al país y la población civil, por medio de la defensa y soberanía del territorio; así mismo, con el apoyo a la seguridad pública.