Luego de permanecer 14 meses en la ciudad de Timbuktú, los 90 elementos militares que conformaron el cuarto Contingente de la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en Malí (MINUSMA), regresaron al país, con el orgullo de haber representado dignamente a El Salvador en una misión de paz en África Occidental.

Los integrantes del contingente “TOROGOZ IV” durante su permanecía en el país africano realizaron misiones tales como: vigilancia y reconocimiento en aeronaves en la zona de operaciones, patrullajes aéreos diurnos y nocturnos, escolta de convoyes, transporte aéreo de personal civil, médico, tareas de búsqueda y rescate, entre otras.

Así mismo, el personal que conformó la Unidad de Aeródromo con Asistencia en Tierra “UAAT I”, ejecutó misiones como: seguridad para garantizar la ejecución de las operaciones aéreas y asistencia aeronáutica en el aeropuerto de la Ciudad de Timbuktú a la flota de aeronaves de la ONU, entre otras.

La Fuerza Armada de El Salvador participa desde el año 2015 de forma independiente en la MINUSMA, cumpliendo de esta forma con uno de los ejes de acción de la Institución el cual tiene por objetivo el apoyo a la Paz Internacional, vigilando el respeto de los derechos humanos y creando las condiciones necesarias para la prestación de asistencia humanitaria.