Ante el incremento de casos de COVID-19 y con instrucciones del Presidente de la República Nayib Bukele, los ministros de Salud y Defensa junto al director de la PNC se hicieron presentes al municipio de Corinto – Morazán para establecer un cerco sanitario, estableciendo un punto clave entre los municipios de Lislique, Anamorós y Sociedad para controlar el ingreso a Corinto.

La Fuerza Armada ha desplegado más de 300 elementos en las principales calles de acceso al casco urbano y puntos estratégicos del municipio de Corinto, implementando medidas de contingencia, garantizando seguridad y bienestar a los pobladores del municipio Corinto debido a un aumento en casos confirmados.
Así mismo como parte del trabajo interinstitucional se instalarán nueve controles en las principales entradas del municipio de Corinto, siete vehiculares y dos peatonales que serán controlados por soldados y policías.
El ministro de Salud Francisco Alabi, reiteró la importancia de la estrategia diseñada por dicho Ministerio para garantizar la salud de la población y cortar con la cadena de transmisión de COVID-19 en el municipio de Corinto, Morazán.