Con las unidades en formación de parada y el ingreso del Pabellón Nacional, dio inicio la toma de juramento de más de un centenar de soldados que pasaran a formar parte de la Fuerza Aérea Salvadoreña.

El contingente está conformado por 103 elementos de tropa, entre ellos personal de Seguridad de Base y Aerotécnicos de la clase 2015–2016 pertenecientes a la Primera y Segunda Brigada Aérea, quienes se comprometieron ante el Pabellón Nacional, a servir a la Patria con honor, entrega, coraje, disciplina y lealtad bajo cualquier situación adversa, hasta ofrendar su vida en caso que sea necesario.
La ceremonia estuvo presidida por el Señor Jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea, General de Brigada Aérea Carlos Jaime Mena Torres, quien felicitó al grupo de juramentados que pasarán a cumplir misiones específicas en las diferentes Brigadas Aéreas a las cuales sean asignados.
Posterior al acto de juramentación, se realizó un ejercicio de destrezas militares que incluyó la instalación y operación de piezas de artillería antiaérea; además del equipamiento de un helicóptero UH-1H, como una demostración de la preparación, adiestramiento y alto grado de listeza operacional del personal que conforma esta unidad para el rescate de víctimas en caso de una emergencia. Asimismo, el Equipo Militar de Paracaidismo Acrobático de El Salvador (EMPAES), elevó la adrenalina de todos los presentes con sus diferentes saltos de presentación.
Este acto de juramentación representa el máximo compromiso efectuado por un soldado, marcando el inicio de su vida militar y su compromiso en el fiel cumplimiento de la misión asignada.