Mil quinientas cuarenta y cuatro armas de fuego, fueron destruidas  por  la Dirección de Logística del Ministerio de la Defensa Nacional, en           coordinación con la División de Armas y Explosivos de la Policía Nacional Civil y Fiscalía General de la República, en las instalaciones de la empresa CORINCA, ubicadas en el municipio de Quezaltepeque, departamento de San Salvador.


Entre las armas de fuego destruidas se encuentran 1,085 armas     cortas (pistola, revólver y subametralladora), 294 armas largas (carabina, escopeta y fusil) y 165 de fabricación artesanal.

Previo a la destrucción del armamento se elaboró un acta en          presencia de los representantes del MDN, PNC y FGR, para verificar la   legalidad de proceso, en cumplimiento a lo establecido en los Artículos 75 y 76 de la Ley de Armas.

Las armas de fuego destruidas, proceden de las incautaciones       realizadas por infracciones a la Ley  de Armas y al Reglamento  Especial de dicha ley, las que no han sido reclamadas por sus propietarios en el término de seis meses a partir de su decomiso, aquellas armas involucradas en hechos delictivos que han sido utilizadas e involucradas en la comisión de delitos y las que ha sido autorizada su destrucción por las autoridades     judiciales .

El procedimiento para la destrucción de armas de fuego se da en  cumplimiento a lo establecido en la ley respectiva, haciendo un total de  cuarenta y ocho mil quinientas ochenta y tres armas de fuego destruidas a partir del año 2000 al 2016.