Con el objetivo de acerca aún más al amor de Dios al personal que forma parte de la Institución Castrense, el Grupo Organizador de Acampadas Militares del Ordinariato Militar, clausuró la Cuadragésima Tercera Acampada Militar en la Capilla San Juan Bautista, ubicada en la Inspectoría General de la Fuerza Armada (IGFA).

La acampada militar duró cuatro días, donde participaron 11 efectivos militares entre Oficiales, Suboficiales y personal de Tropa, de las diferentes Unidades Militares, quienes manifestaron que a través de las diferentes temáticas religiosas de este retiro espiritual, fortalecieron sus principios y valores cristianos, haciendo vibrar los corazones con su palabra, inundada de piedad y sabiduría.

Durante la clausura, Monseñor Fabio Colindres Abarca, Obispo Castrense, motivó al grupo de acampados a seguir en constante encuentro con el Señor, abriendo sus corazones a las acciones espirituales adquiridas durante dicho retiro espiritual.

Finalmente se realizó la entrega de biblias y crucifijos a los participantes, los cuales fueron bendecidos como símbolo de espiritualidad y recordándoles que se han convertido en soldados de Cristo.

A través de estas Acampadas Militares, la Fuerza Armada fomenta los valores espirituales de su personal, acercándolos a Dios y enriqueciendo el amor a la familia y al prójimo, a quienes sirven fielmente sin importar la circunstancia.