Con el objetivo de mantener un alto grado de listeza operacional, el Comando de Fuerzas Especiales (CFE) realizó ayer, el acto de clausura Curso de Descenso Libre Acrobático No. 23, desarrollado en el Batallón de Paracaidistas con sede en Ilopango, en San Salvador.    Este curso tuvo una duración de cinco semanas y se desarrolló en dos fases; la primera fase en tierra y la segunda en el aire, graduando a doce miembros de las unidades de la Rama del Ejército, entre ellos 6 Oficiales Subalterno y 6 de tropa, quienes realizaron un adiestramiento físico propio de esta prestigiosa unidad élite, así como el manejo de la cúpula, uso del altímetro, empaque de paracaídas, entre otros.

Durante la ceremonia, el Comandante del Comando de Fuerzas Especiales y Director de la Escuela de Fuerzas Especiales, Coronel  Carlos Alberto Ramírez Lazo, entregó los diplomas de aprobación a los graduados, además efectuó la imposición de distintivos a los nuevos comandos especiales, premiándose a los más sobresalientes, ante la presencia de autoridades militares y familiares.

El CFE tiene esta especialidad de Paracaidismo Libre Acrobático, donde capacitan al personal militar para efectuar diversos saltos desde una aeronave en óptimas condiciones a diferentes alturas para ejecutar destrezas militares.

De esta forma la Fuerza Armada de El Salvador continúa con este tipo de adiestramiento a sus integrantes para que cuenten con la capacidad de desenvolverse en circunstancias adversas sin importar la fatiga física o cualquier otra dificultad, poniendo en alto el profesionalismo de este selecto grupo de hombres para asegurar el cumplimiento de la misión asignada y contar con miembros altamente preparados para Defender la Patria.