Editor's Rating

La Fuerza Armada de El Salvador, en conjunto con las instituciones que conforman el Sistema Nacional de Protección Civil, realizaron esta mañana un simulacro a nivel nacional de un terremoto y tsunami, en el marco de los 30 años del terremoto ocurrido en 1986.

Para el desarrollo de éste simulacro, la Fuerza Aérea Salvadoreña proporcionó un avión tipo O-2A/B, que realizó un reconocimiento aéreo  para el respectivo recuento de daños ocurridos en el edificio de la Ex Procuraduría General de la República, que fue designada como el área más afectada durante la simulación.

Las víctimas del siniestro fueron evacuadas en un helicóptero BELL-412 de la Fuerza Aérea y trasladadas al Hospital Militar Central, para ser atendidas.

Asimismo, todas la Unidades Militares a nivel nacional realizaron simulacros en sus áreas de responsabilidad, con el objetivo de medir la capacidad de reacción del personal así como, evaluar las instalaciones.

Simultáneamente el ejercicio se realizó en el Ministerio de la Defensa Nacional y el Estado Mayor Conjunto de la Fuerza Armada, donde el personal que integra las diferentes Direcciones y Departamentos de la Cartera de Estado puso en práctica las medidas de seguridad establecidas ante un suceso de esta magnitud.

Este Ministerio cuenta con personal capacitado de enfermería y un equipo de búsqueda y reconocimiento, quienes instalaron un puesto de socorro integrado por una clínica de asistencia médica y psicológica, una farmacia y una morgue, para atender rápidamente a las víctimas; posteriormente se hizo presente personal de la Unidad Humanitaria de Rescate (UHR), quienes realizaron la evacuación del personal herido,  trasladándolos hacia los puestos de socorro instalados.

La participación activa de la Fuerza Armada en este tipo de simulacros busca fortalecer la cultura de prevención de su personal y al mismo tiempo medir la capacidad de reacción y asistencia en casos de emergencia.