Con el propósito de fortalecer y rescatar los valores morales en la niñez, se realizó el Octavo Encuentro Centroamericano de Manadas Scout en El Salvador, bajo el lema “Lobatos unidos, por 100 años más, por un mundo mejor”, en las instalaciones de la  Escuela Militar “Capitán General Gerardo Barrios”.

Este encuentro fue inaugurado el pasado lunes 26 de diciembre y concluyó ayer  a las 8:00 p.m., durante el evento los participantes  ejecutaron diversas dinámicas a fin de inculcar valores morales y cívicos, esto como una muestra de la unión e integración de las nacionalidades.

En esta actividad más de 500 niños; compartieron los conocimientos básicos sobre las áreas de crecimiento del movimiento Scouts; entre ellas la disciplina, solidaridad, espiritualidad, carácter, corporabilidad, afectividad, sociabilidad y creatividad.

Al evento también asistieron los hijos de miembros de la Fuerza Armada de El Salvador, quienes con alegría, energía y entusiasmo ejecutaran diversas dinámicas propias de los Scout en Manada a fin de descubrir sus nuevas habilidades y estrechar los lazos de amistad.

Asimismo, la Escuela Militar apoyó en la parte logística, facilitando sus instalaciones deportivas y brindarán incondicionalmente la seguridad para la ejecución de las diversas actividades que caracteriza a dicho grupo.

Es importante destacar que desde julio de 2013, la Fuerza Aérea Salvadoreña, a través de la creación del Grupo Scouts Aéreo número 85 “Águilas de Acero”, donde participan jóvenes de las edades de 7 a 17 años.  Este programa busca contribuir a la disminución de los problemas sociales que afectan al entorno de la niñez y la juventud a fin de prevenir la violencia y que los jóvenes no se involucren en actividades delictivas.  Además, es una educación no formal, complementaria de la familia y la escuela que se realiza al aire libre para que los niños y jóvenes aprendan haciendo, contando con la supervisión de un adulto para trabajar en equipo, desarrollar el liderazgo y la personalidad para lograr una sana convivencia familiar y con la ciudadanía.

Es así como la Fuerza Amada contribuye al crecimiento integral de la juventud salvadoreña, a fin de facilitarles a los jóvenes las herramientas básicas para que estén “Siempre Listos” a brindar su cooperación, progreso y así construir un mejor El Salvador.