EN RELACIÓN A LOS SEÑALAMIENTOS DE PRESUNTA DESTRUCCIÓN DE DOCUMENTACIÓN OFICIAL RELACIONADA A OPERATIVOS MILITARES POR PARTE DEL INSTITUTO DE ACCESO A LA INFORMACIÓN PÚBLICA (IAIP), SE ACLARA:

I.    El Ministerio de la Defensa Nacional en el cumplimiento de sus atribuciones constitucionales procedió íntegramente a ejecutar la resolución emitida por la Sala de lo Contencioso Administrativo, en las partes que no fueron declaradas ilegales en razón de las ordenes administrativas emitidas por el Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP), sobre realizar una nueva búsqueda de la información solicitada, recabar datos de personas que pudieron tener conocimiento de los hechos alegados y verificar la destrucción de documentos relacionados al caso.

II.    En fecha cinco de abril de los corrientes la IAIP notificó de forma imprevista la resolución administrativa en la cual declara la existencia de supuestas irregularidades en dos procedimientos administrativos de expurgo sobre posible destrucción de documentos relevantes para la investigación de graves violaciones de Derechos Humanos, y en específico a lo que la ONG Madeleine Lagadec identifica como la masacre de San Francisco Angulo.

III.    Nosotros consideramos que dicha resolución, además de parcializada, fue emitida arbitrariamente por el IAIP sin concedernos el respectivo derecho de audiencia y defensa a este Ministerio, y sin la vista efectiva del contenido del inventario de lo expurgado que contiene la documentación.

El Ministerio de la Defensa Nacional rechaza tajantemente cualquier afirmación sobre la destrucción de documentación de valor histórico para la investigación administrativa y judicial sobre operaciones militares y se encuentra en la mejor disposición para colaborar con las autoridades competentes, en el marco de sus atribuciones, para que puedan revisar el contenido de la información objeto del expurgo, los parámetros utilizados en dicho proceso y, con mayor trascendencia, que tal información es irrelevante a los fines a los que el IAIP equivocadamente afirma en sus resoluciones.