Con el honor de haber cumplido la misión encomendada por el Alto Mando de la Fuerza Armada de El Salvador,  52 efectivos militares que conforman el Contingente de Fuerzas Interinas de las Naciones Unidas en el Líbano (FUNUL XI) tocaron suelo salvadoreño en horas de la tarde de este sábado 20 de mayo y fueron recibidos por el General de Brigada Salvador Armando Montano y comandantes de las diferentes Unidades Militares, en las instalaciones de la Segunda Brigada Aérea, con sede en Comalapa.

El Contingente FUNUL XI permaneció durante un año en el Líbano,  en una zona  denominada línea azul, bajo la conducción del Coronel Raúl Armando Galán Hernández, realizando diversas actividades humanitarias y de reconstrucción.

El contingente estaba organizado en cuatro equipos: El más grande estaba integrado por una sección de infantería que a lo largo del año desarrollo 8,500 misiones de tipo operativo que comprendían en vigilancia de alto al fuego, patrullajes en vehículo y a pie establecimientos de seguridad perimétrica entre otras.

El segundo equipo conformado por ingenieros de la Fuerza Armada, quienes desarrollaron actividades de reconstrucción, mejoramiento de caminos vecinales, mejoramiento de infraestructura pública.

Asimismo el tercer equipo de médicos realizó durante su estadía en este país 136 acciones cívicas a beneficio del pueblo libanés y el último equipo de enlace quienes realizaban las relaciones públicas entre la Fuerza Militar, el Gobierno local y otras autoridades.

FINUL es una misión de paz creada en marzo de 1978, por acuerdo del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Su misión es brindar seguridad en la zona del Líbano, debido al conflicto permanente.

Desde el año 2008 la Fuerza Armada de El Salvador ha participado como Cascos Azules integrados al contingente español; siendo el contingente de tropas más numeroso que mantiene, la Institución Castrense en Operaciones de Paz.