Con gran alegría y devoción católica se oficializó el acto de clausura de la acampada militar número 45, que se desarrolló el pasado domingo 28 de mayo, a las 4:00 p.m., en la Parroquia San Juan Bautista, ubicada en la Inspectoría de la Fuerza Armada; siendo presidida por el Obispo Castrense Monseñor Fabio Colindres, Coronel Jaime Antonio Navidad Guillen, Ejecutivo del Comando de Doctrina y Educación Militar, los veinte nuevos acampados militares junto a sus familiares.

La Acampada Militar se llevó a cabo del 25 al 28 de mayo, en la casa de Retiro “Monte Alvernia”, ubicada en los Planes de Renderos en San Salvador.

Como parte de la ceremonia se rindió un minuto de silencio por los campados fallecidos. Además, cuatro nuevos acampados tuvieron el privilegio de brindar su testimonio y dar gracias a Dios Todopoderoso por esta experiencia vivida que les servirá para ser nuevos hombres, esposos y servir así a la Patria y a la gloriosa Fuerza Armada.

En este encuentro con el Señor Jesucristo, se realizó la juramentación de los veinte nuevos Soldados de Cristo, así mismo el Obispo Castrense Monseñor Fabio Colindres efectuó la bendición y entrega de la Santa Biblia a los acampados.

Es así como la Fuerza Armada a través de las acampadas militares buscan que sus integrantes fortalezcan su fe católica, valores morales, espirituales, fervor cristiano y la convivencia familiar e Institucional en los miembros de la Fuerza Armada; ya que sólo por la voluntad del Señor Todopoderoso pasan las situaciones positivas y negativas en la vida de cada persona; hasta una hoja de un árbol no se mueve, si no es por la voluntad de nuestro Señor Jesucristo.