Con una misa, oficializada por el Obispo Castrense Monseñor Fabio Colindres, en la parroquia San Juan Bautista, fueron recordados los elementos de la Fuerza Armada y de la Policía Nacional Civil, que han ofrendado su vida en cumplimiento del deber.

Los asistentes a esta jornada de oración  y sanación  recibieron de buena manera esta actividad, ya que, señalan que es un momento de consuelo y sanación de sus heridas, y pedir por el eterno descaso de las almas de los miembros de los cuerpos de seguridad que han partido.

Además de la jornada de Oración, también se hizo entrega de paquetes que contenían alimentos básicos para suplir algunas necesidades básicas de las familias del personal militar y policial.

La actividad ha sido organizada por los miembros de la parroquia San Juan Bautista, como una muestra de solidaridad y acercamiento brindándoles el apoyo que necesiten.


This image requires an alt attribute.