Editor's Rating

En una solemne ceremonia realizada en Parque Arqueológico Cihuatán, ubicado al norte de la ciudad de Aguilares, 71 nuevos elementos que pasaran a formar parte de la gloriosa Fuerza Armada realizaron el acto de juramento a la bandera, como símbolo del compromiso adquirido frente al altar de la patria.

El acto dio inicio con el ingreso de las autoridades que presidieron la ceremonia, en donde el Comandante de la Brigada Especial de Seguridad Militar (BESM) Coronel Infantería DEM Walter Jacobo Lovato Villatoro, tomó juramento a los 71 elementos que se comprometieron a servir a la Patria con honor, disciplina y lealtad.

Los soldados juramentados pertenecen a diferentes Unidades Militares del Ejército, entre estas; el Comando de Apoyo de Transmisiones de la Fuerza Armada (CATFA), Comando de Sanidad Militar (COSAM) y Comando de Fuerzas Especiales (CFE).

Los soldados han sido formados a través del Programa de Adiestramiento Regular conocido como PAR-15, durante ocho semanas, tiempo durante el cual han recibido el adiestramiento básico, conocimientos de doctrina militar, derechos humanos, armas y tiro, técnicas de patrullaje, procedimientos en apoyo a las tareas de seguridad pública entre otras; dichos conocimientos los capacita para integrarse en escuadras, secciones y compañías en sus respectivas Unidades Militares, inculcándoles además los principios y valores que distinguen al soldado salvadoreño.

De esta forma, la Fuerza Armada de El Salvador mantiene un óptimo Nivel de Listeza Operacional, adiestrando rigurosamente a los jóvenes salvadoreños que deciden de manera voluntaria prestar su servicio militar, con el fin de para dar un fiel cumplimiento a las misiones asignadas y llevar seguridad y tranquilidad a las familias salvadoreñas.

San Salvador, 29 de septiembre de 2017