Como una institucion identificada por su capacidad de listeza operacional y reacción, este 10 de octubre la Fuerza Armada de El Salvador, en conjunto con las instituciones que conforman la Secretaría para asuntos de Vulnerabilidad y la Dirección General de Protección Civil, realizaron esta mañana un simulacro a nivel nacional de un terremoto, en remembranza a los 31 años del terremoto ocurrido en 1986.

El simulacro general se desarrolló en las instalaciones del Instituto General del Seguro Social,  en el cual más de 500 personas fueron evacuadas de los diferentes niveles de dicho edificio en cual las autoridades competentes observaron el desarrollo del simulacro y posteriormente realizaron una evaluación del trabajo ejecutado.

Simultáneamente todas la Unidades Militares a nivel nacional realizaron simulacros en sus áreas de responsabilidad, con el objetivo de medir la capacidad de reacción del personal, así como, evaluar las instalaciones.

 Así mismo en las instalaciones del Ministerio de la Defensa Nacional y el Estado Mayor Conjunto de la Fuerza Armada, el personal de Oficiales, Suboficiales, Tropa y personal Administrativo fueron parte de dicho simulacro, los cuales desarrollaron las medidas preventivas ante una eventualidad de esta magnitud.

Al interior de esta Cartera de Estado se instaló un puesto de socorro para atender rápidamente a las víctimas ya que este cuenta con personal capacitado de enfermería y un equipo de búsqueda y reconocimiento, quienes, quienes realizaron la evacuación del personal herido.

Ante los daños causados por la magnitud de este simulacro de terremoto, se necesitó la presencia del personal especializado de la Unidad Humanitaria de Rescate (UHR), quienes son los encargados de realizar tareas de búsqueda, evacuación y rescate de personal herido.

Por su parte la Fuerza Aérea Salvadoreña realizo un reconocimiento aéreo empleando un Helicóptero H – 500, y dos Helicópteros UH 1H con el objetivo de realizar evacuaciones aéreas hacia el Hospital Militar Central desde la Brigada Especial de Seguridad Militar y Comando de Apoyo de Transmisiones de la Fuerza Armada.

Es así como la Fuerza Armada de el Salvador una vez más dice presente ante cualquier auxilio que el pueblo salvadoreño necesite, poniendo a disposición todos los recursos humanos y equipos especializados medir la capacidad de reacción y asistencia en casos de emergencia.