El acto de Juramentación a la bandera, es uno de los sucesos más transcendentales, por la importancia que reviste el incorporar a nuevos jóvenes provenientes de la vida civil a las actividades propias de la vida Castrense, es así como un  grupo de 102 valientes hombre y mujeres, investidos como soldados de la Fuerza Armada de El Salvador  rindieron su juramentó a la bandera salvadoreña.

Los nuevos miembros de la Institucion, pertenecen al Comando de Fuerzas Especiales, dicha actividad se llevó a cabo en las instalaciones de la Unidad Militar con sede en Ilopango, San Salvador.

Después del tiempo establecido de preparación, el nuevo personal serán designados a distintas misiones, con el fin de servir a la sociedad, y así mismo colaborar con la  Policía Nacional Civil (PNC) en las tareas de seguridad pública, como parte de los diferentes planes, en los cuales está empeñada la Institución Castrense.

La ceremonia de toma de juramentó estuvo a cargo del Comandante de la Brigada Especial de Seguridad Militar y Comandante de la Primera Zona Militar, Coronel de Infantería Diplomado Estado Mayor Walter Jacobo Lobato Villatoro, que representa el compromiso más grande que adquiere el militar salvadoreño; con el cual se compromete a servir a su patria aún a costa de su propia vida.