La Cuarta Brigada de Infantería, con sede en el municipio de El Paraíso, departamento de Chalatenango, celebró su Trigésimo Séptimo Aniversario de fundación, con la realización de diferentes actividades, iniciando con los honores al Pabellón Nacional, Misa de Campaña, Acto de juramento a la bandera y demostración ecuestre por parte del Regimiento de Caballería.

     Durante la ceremonia 115 soldados pertenecientes a la 4° y 5° Brigada de Infantería y a  los Destacamentos Militares DM-1, DM-2, DM-5 y DM-9, realizaron el juramento a la bandera,  comprometiéndose frente al altar de la patria a servir con honor, disciplina y lealtad a la sociedad salvadoreña, a través de las diferentes misiones que ejecuta la Fuerza Armada, como las tareas de seguridad pública, auxilio a la población en casos de emergencia y tareas de defensa de  la soberanía nacional.

     El acto protocolario fue presidido por el señor Jefe en Funciones del Estado Mayor General del Ejército, Coronel de Transmisiones DEM, Jesús Daniel Serrano Cea, acompañado por  el Comandante de la Cuarta Brigada de Infantería, Coronel de Artillería DEM, Manuel de Jesús Romero, quien tomó juramento a los 115 elementos que consagran su trabajo al servicio de la nación. Los soldados han sido formados a través del Programa de Adiestramiento Regular conocido como PAR-15, tiempo durante el cual han recibido el adiestramiento básico, conocimientos de doctrina militar, derechos humanos, armas y tiro, técnicas de patrullaje y todo lo relacionado con la Ciencia y el Arte Militar.

    El Estado Mayor General del Ejército se complace de celebrar un año más de la Cuarta Brigada de Infantería, Unidad Militar responsable de ejecutar la misión constitucional de esta institución en los departamentos de Chalatenango y Cabañas. Así mismo se enorgullece de  adiestrar rigurosamente a los jóvenes salvadoreños que deciden de manera voluntaria prestar su servicio militar y convertirse en leales defensores de la patria cumpliendo con las misiones asignadas, con el fin de llevar seguridad y tranquilidad a las familias salvadoreñas.