Con diferentes actividades realizadas en la Primera Brigada Aérea, con sede en el municipio de Ilopango, La fuerza Aérea Salvadoreña celebró el día de la Aviación Nacional, enmarcada en el Día de la Virgen de Loreto, patrona de la Aviación, consagrada por el Santo Papa Pío XI y adoptada como tal por la Fuerza Aérea Salvadoreña, el 4 de julio de 1926.

Las actividades dieron inicio con la izada del pabellón nacional, una misa en honor a la Viren de Loreto, y un acto protocolario en donde se realizó la imposición de alas de piloto aviador básico al personal de oficiales subalternos que finalizaron exitosamente su curso de vuelo, así mismo se impuso las alas de piloto aviador comandante, piloto aviador avanzado y especialista de aviación superior al personal de oficiales superiores y subalternos que alcanzaron los requisitos correspondientes durante el año 2017.

Durante la ceremoniase entregó medalla “Protector Coeli” en grado de Caballero al Teniente Coronel en situación de retiro José Adrián Panameño Castro la Oficial por la valiosa contribución en la formación de muchas generaciones de pilotos aviadores de la Fuerza Aérea desde el año 1969.La  medalla “Protector Coeli” en grado de oficial y en grado de caballero también fue entregada al personal de la Fuerza Aérea que obtuvo las más altas calificaciones en la evaluación conceptual.

Así mismo el Jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea entregó un reconocimiento especial al Comando de Apoyo Logístico de la Fuerza Armada (CALFA), Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) y Comandos de Salvamento por el aporte y contribución en el equipamiento y adiestramiento del Contingente de Aeródromo y Apoyo Terrestre que será desplegada próximamente en la Republica de Malí en operaciones de mantenimiento de la paz internacional.

El premio de seguridad aérea fue entregado a la Primera Brigada Aérea por haber logrado la mayor cantidad de horas vuelo sin accidentes durante el año.Así mismo al  personal retirado que cumplió con más de 30 años de servicio se le reconoció por el trabajo realizado durante su carrera dentro de la institución y el aporte brindado para el cumplimiento de  las misiones asignadas.

Al finalizar la ceremonia se ejecutó un ejercicio de apoyo aéreo estrecho en donde se simuló el desplazamiento de una unidad de convoy, la cual fue atacada y solicitó el apoyo aéreo el cual fue brindado por helicópteros MD500,  con el objetivo de demostrar la pericia y el nivel de listeza operacional con el que los cuentan los pilotos de la Fuerza Aérea.

La Fuerza Aérea ejerce su misión en el espacio aéreo del territorio nacional y como rama permanente de la Fuerza Armada trabaja activamente para ejecutar la Misión Constitucional a través de los ejes estratégicos de acción los cuales son; Defensa Externa, Apoyo a la Seguridad Pública, Obras de Beneficio Público y Auxilio a la Población, Seguridad y  Paz Internacional.