La Fuerza Armada a través de la Fuerza Naval Tridente, producto del procedimiento realizado y posterior a la entrega de los ilícitos a las autoridades competentes, éstas determinaron el contenido de los paquetes sospechosos de la siguiente manera:

            990 kilos de cocaína decomisada y de la misma manera se determinó el valor  total de los paquetes recuperados, que asciende a la cantidad de 24,750,000.00.

         Esta la segunda incautación más grande que se ha realizado, dando un contundente  golpe contra de  las estructuras delictivas, de esta manera la Fuerza Naval de El Salvador continuará realizando patrullajes de fiscalización a lo largo y ancho de nuestro mar territorial y costas a fin de garantizar la seguridad de la población salvadoreña.