Con el objetivo de contribuir al mantenimiento de la Paz y la Seguridad Internacional y poner en alto el nombre de nuestro país como Estado firmante de la Carta de las Naciones Unidas, la Fuerza Armada de El Salvador continúa desarrollando diversas tareas para su fiel complimiento.

En los primeros días del 2018, el personal que conforma el Contingente de la Fuerza Provisional de Nacionales Unidades en Líbano (FINUL XII), que está desplegado en el sur del Líbano y brinda asistencia humanitaria a las poblaciones civiles, suma más de 2,200 actividades entre consultas médicas, patrullaje vehicular, servicio de guarnición y mantenimiento de instalaciones.

El personal de las Naciones Unidas inspira seguridad y aporta el apoyo político y de consolidación de la paz necesaria para ayudar a los países a realizar la difícil transición inicial desde una situación de conflicto.

El Salvador también tiene personal militar en Malí, quienes conforman el Contingente Torogoz III, que desde su llegada trabajan arduamente para garantizar la seguridad, estabilización y protección de los civiles; sumando hasta la fecha más de 2,300 procedimiento en apoyando al diálogo nacional sobre política y reconciliación.

El mantenimiento de la paz ha demostrado ser una de las herramientas más eficaces a disposición de las Naciones Unidas para ayudar a los países en el paso del conflicto a la paz y la Fuerza Armada de El Salvador ha contribuido a ello.