Con la entrada del Pabellón Nacional y la Formación de Parada de las compañias que forman parte del Batallón de Paracaidista, dio inicio la ceremonia de clausura del Curso de Maestro de Salto de Línea Estática, Curso de Aparejador de Combate, conocido también como RIGGER y el Curso Básico de Paracaidista No 164.

Dicha ceremonia se llevo a cabo en las instalaciones del Comando de Fuerzas Especiales, lugar donde se entrenan militares con destreza, determinación, autoconfianza y coraje, convirtiéndose en hermanos de la seda durante un adiestramiento de cinco semanas, tres en tierra y dos en el aire.

El Curso de Básico de Paracaidismo es el primer paso que tiene todo militar para convertirse en soldado de Fuerzas Especiales; por su parte el Curso de Maestro de Salto es de vital importancia ya que capacita personal para realizarlos los saltos del avión, de igual forma el Curso de Rigger entrena al personal de forma delicada, importante y esencial en los procesos de empacado de los paracaídas.

Estos cursos tienen como objetivo preparar al soldado del Comando de Fuerzas Especiales fortaleciendo las capacidades de adiestramiento físico, buscando que los alumnos puedan dominar, controlar y vencer el miedo a las alturas, también se capacitan en procedimientos de emergencia: antes durante y después de un salto.

Para la Fuerza Armada de El Salvador es de trascendental importancia realizar este tipo de cursos que forman parte del entrenamiento riguroso y especializado que ofrece el Comando de Fuerzas Especiales, preparando militares con valor, coraje y determinación.