Este día, en todo el mundo se rinde homenaje a la lucha de muchas mujeres, que iniciaron el camino hacia la igualdad de derechos y oportunidades para la población femenina. En este marco, La Fuerza Armada de El Salvador se une a esta especial celebración, ya que es importante destacar el rol que la mujer ocupa dentro de esta Institución Castrense.

 Es preciso mencionar, que las fuerzas armadas han sido históricamente integradas por hombres y orientadas por valores masculinos, nuestro país se vio motivado a reforzar la integración de las mujeres entre los años 1960-1990, realizando gestiones con el gobierno de México, para  formación de Oficiales mujeres en: Escuela Militar de Enfermeras y Escuela Médico Militar, paralelo a la formación de oficiales para fortalecer el servicio de sanidad Militar durante el conflicto armado al servicio de la patria.

             Se comenzaron a implementar medidas institucionales para preparar las condiciones favorables para su incorporación como la construcción de infraestructura adecuadas, uniformes, fortalecimiento de la dinámica en las relaciones interpersonales hombre-mujer en el ambiente militar, modificación en las normativas disciplinarias, leyes y reglamentos, seminarios sobre género, valoración de las capacidades intelectuales y físicas de las mujeres para realizar las actividades militares, entre otras.

             Dentro de las tres Ramas de la Fuerza Armada, se encuentran mujeres Oficiales, Suboficiales y de Tropa femenina que en su vida cotidiana tienen diversos roles, ya que muchas de ellas son madres, esposas e hijas desempeñando múltiples funciones como amas de casa y como profesionales en diferentes campos.

              En el año 2000 ingresaron por primera vez a la Escuela Militar Capitán General Gerardo Barrios, graduándose como Oficiales la primera promoción de Señoritas Cadetes, en el año 2003. Asimismo, en el 2011 el primer grupo de mujeres soldados se juramento en la Brigada de Artillería.

            La inserción de la mujer en la carrera militar sigue dando frutos a través del tiempo, ya que se desarrollan y crecen profesionalmente, participando activamente en la Defensa Nacional, Seguridad Interior, Combate a las Amenazas Emergentes, Obras de Beneficio Público, Apoyo a la población civil en caso de desastres y la Contribución al Mantenimiento de la Paz y Seguridad Internacional.

            La Fuerza Armada de El Salvador, se enorgullece de tener mujeres que visten el uniforme militar con orgullo y dignidad, dispuestas a defender a la patria aún a costa de su propia vida.