La Embajada de los Estados Unidos de América y el Ministerio de la Defensa Nacional, llevaron a cabo hoy la clausura de la misión humanitaria “Promesa Continua 2015”, con la cual se benefició a miles de salvadoreños, residentes en el departamento de Sonsonate por medio de programas de salud y de ingeniería, los cuales estuvieron a cargo del buque hospital USNS Comfort.

La misión finaliza, dos semanas después del atraco del buque hospital, cuya tripulación en coordinación con médicos del Ministerio de Salud y del Comando de Sanidad Militar (COSAM), llevaron a cabo dos campañas médicas, con las que se atendió a más de 13mil personas  con consultas generales, pediátricas, geriátricas, oftalmológicas, odontológicas, gastroenterológicas y de ortopedia. Los pacientes también recibieron medicamento gratuito.

Asimismo, se realizaron 103 cirugías de diversas especialidades a bordo del navío. Estas cirugías fueron coordinadas junto al Hospital Dr. Jorge Mazzini Villacorta, de Sonsonate, quien pre seleccionó y evaluó a los pacientes.

El aporte de la misión humanitaria también fue plasmado en 8 proyectos de ingeniería, consistentes en la reparación de la Escuela de Educación Especial de Acajutla y el Instituto Nacional de Acajutla, dejando un legado para cientos de estudiantes de ambas instituciones.

Además, como parte de la misión, la banda del buque “Uncharted Waters” realizó 15 presentaciones en distintos puntos del país.

El buque hospital USNS Comfort brindará asistencia médica en otros países de Latinoamérica. Cuando la misión “Promesa Continua” finalice se espera haber beneficiado a cerca de 100 mil personas de Belice, Colombia, Dominicana, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Jamaica, Nicaragua y Panamá.

“Promesa Continua 2015” es el segundo ejercicio de cooperación humanitaria realizado en coordinación entre ambos países este año. Hace dos semanas se finalizó el ejercicio conocido como “Más Allá del Horizonte”. Durante tres meses, militares estadounidenses y salvadoreños realizaron jornadas médicas; labores de construcción, reparación y reconstrucción de escuelas y un laboratorio médico. Más de 20 mil personas recibieron atención de salud durante las brigadas médicas.

Ambas misiones beneficiaron a cerca de 30 mil salvadoreños, llevando salud y mejoras a las instalaciones de varios centros escolares en Sonsonate.