En presencia de autoridades de la Fuerza Armada y de la Organización The Halo Trust, entre otras instituciones fiscales, de seguridad y auxilio, fue inaugurado el horno para incineración de municiones.

El horno incinerador fue construido en las instalaciones del Batallón de Apoyo Logístico de la Fuerza Armada, por expertos en explosivos de Halo Trust y  el apoyo de la Embajada de Estados Unidos; con una alta capacidad de destrucción de munición de diferentes calibres.

El objetivo de esta destrucción de municiones lleva como fin el acondicionamiento de espacios y seguridad de los arsenales de munición y explosivos de la FAES para evitar la proliferación de armas y detonaciones no planificadas.

Esta organización no gubernamental de carácter humanitario y beneficencia, sin fines políticos, especializada en la eliminación de Minas Antipersonal y Municiones, trabaja de la cerca con las Fuerzas Armadas que conforman el Triangulo Norte para mantener un control de armas en la región.

La Fuerza Armada realiza constantemente este tipo de procedimientos con el firme objetivo de trabajar y mantener la Paz en la Nación.