La Brigada Especial de Seguridad Militar (BESM) clausuró el adiestramiento al personal de nuevo ingreso y realizó un reconocimiento a los que finalizaron su servicio militar obligatorio.

 El personal de nuevo ingreso fue adiestrados, bajo el Programa de Adiestramiento Regular, (PAR 15), quienes durante este proceso fueron capacitados de forma teórica y práctica en temas como Derechos Humanos, Defensa Personal, Técnicas de Combate y todo lo relacionado con la Ciencia y el Arte Militar.

Asimismo se realizó la entrega de diplomas a personal militar por haber cumplido sus 18 meses de servicio obligatorio al servicio de la Fuerza Armada, quienes pasar a formar parte de la reserva activa de la Institución Castrense.

Durante sus palabras de clausura el Coronel de Infantería Diplomado de Estado Mayor, Walter Jacobo Lovato Villatoro, señalo que la Fuerza Armada prepara hombres de valor para la Defensa Nacional.

La Institución Castrense prepara su personal de manera rigorosa para apoyar las emergencias nacionales y la seguridad pública así como otros planes de Gobierno.