Este día, la Institución Castrense celebra con una solemne Misa en honor  a la “Virgen del Rosario”, Patrona, Madre, Gran Maríscala y Protectora de la Fuerza Armada de El Salvador, con el propósito de acrecentar la fe y el fervor religioso en los miembros de la Institución. 

  La Santa Misa se realizó  en la iglesia María Auxiliadora “Don Rua”  e inició con el ingreso de los 44 estandartes de las Unidades Militares que integran la gloriosa Fuerza Armada. Seguidamente se realizó una solemne procesión de la imagen de la Virgen del Rosario.

  La misa fue celebrada por el Arzobispo Castrense, Monseñor Fabio Colindres Abarca, también contó con la participación del coro religioso “Dios Tiene Corazón” y las Bandas de Música Militar del Estado Mayor General del Ejército y Comando de Apoyo de Transmisiones de la Fuerza Armada.

  Como parte del acto religioso, se presentaron diversas ofrendas ante la Santa Patrona, entre ellas uniformes representativos al Ejército, Fuerza Aérea Salvadoreña y Fuerza Naval, Unidades de Apoyo Institucional y Cadetes de la Escuela Militar “Capitán General Gerardo Barrios”, así como la Santa Biblia y el Rosario por parte de la Asociación de Proyección Social de la Fuerza Armada (APROSOFA),  el personal en situación de retiro presentó el agua y vino y el personal administrativo ofrendó las uvas y el pan.

  Cada año se rinde un tributo a la “Virgen del Rosario”  a fin de fortalecer la moral, fe y espíritu religioso de la feligresía católica de la Institución Castrense.