Con los objetivos de dar cumplimiento a los Artículos 75 y 76 de la Ley de Control y Regulación de Armas, Municiones, Explosivos y Artículos Similares, así como el de contribuir a la prevención de la violencia en El Salvador, el Ministerio de la Defensa Nacional a través de la Dirección de Logística de esta Secretaria de Estado y en coordinación con la División de Armas y Explosivos de la Policía Nacional Civil y la Fiscalía General de la República, realizó el proceso de destrucción y fundición de armas de fuego, en la empresa CORINCA, ubicada en Quezaltepeque, en San Salvador.

Durante el acto desarrollado, las Instituciones protagonistas resaltaron su compromiso de velar desde sus diferentes posiciones por el fiel cumplimiento de la ley para el bienestar de una mejor sociedad; asimismo, el representante de La Fuerza Armada y Director de Logística del Ministerio de la Defensa Nacional, destacó la transparencia que el procedimiento ha seguido durante todas las etapasque lo componen, finalizando en la destrucción de un total de 1,256 armas, divididas en 828 armas cortas, 283 armas largas y 145artesanales; dentro de las cuales 861 se encuentran registradas y 395 no poseen registro.

Es importante mencionar, que la destrucción de las armas es una orden que proviene de los diferentes tribunales de justicia, entre ellas destacan aquellas decomisadas por faltas a la ley y las que fueron entregadas por sus propietarios de forma voluntaria.

Es de esta manera que el Ministerio de La Defensa Nacional, a través de la Dirección de Logística lleva a cabo este proceso desde el año de 1996, contabilizando hasta la fecha la destrucción de un total de 53,059 armas de fuego, todas estas acciones apegadas estrictamente a la ley y con la finalidad de reducir el porcentaje de circulación de armas ilegales en el país y su utilización en delitos diversos, contribuyendo de esta manera en la seguridad y bienestar de los salvadoreños.