Un grupo de 54 elementos de tropa, 5 aerotécnicos y dos administrativos, realizaron el juramento a la Bandera Nacional en la Fuerza aérea Salvadoreña, quienes con este acto adquieren el compromiso de defender la integridad del territorio y servir al Estado.

El juramento, es considerado como el acto de mayor trascendencia en la vida de un militar , a través del cual el soldado salvadoreño se consagra mental y espiritualmente, a trabajar hombro a hombro con pueblo para mantener la soberanía del territorio.

Este personal ha sido adiestrado mediante el Plan de Adiestramiento Regular de 15 semanas, y al finalizar este proceso esta listo para trabajar bajo el juramento de defender la patria ante cualquier situación que se presente.

Los nuevos elementos militares, deberán cumplir el tiempo obligatorio de 18 meses, durante los cuales recibirán el adiestramiento e instrucción necesaria apegada a los principios y valores militares.