La Brigada Especial de Seguridad Militar (BESM) clausuró este día, el Curso de Antimotines No. 15, el cual tuvo una duración de cuatro semanas.

En el curso participaron 20 elementos, entre Oficiales, Suboficiales y Tropa, quienes fueron capacitados en diferentes áreas como derechos humanos y manejo de personal.

El curso fue impartido por Instructores de la Brigada Especial de Seguridad Militar, personal de la UMO y especialistas en Derechos Humanos.

La unidad de antimotines, tiene como objetivo controlar el accionar de multitudes y dispersar las manifestaciones no autorizadas y las realizadas de forma violenta. También pueden ser requeridos para mediar entre dos o más grupos de manifestantes con ideales opuestos y evitar que estos se hagan daño entre ellos.

Es así como la Fuerza Armada, mantiene en constante capacitación a su personal, para que posean las habilidades y conocimientos adecuados, a fin de cumplir con la misión asignada.